Treinta cubanos se inmolaron por la libertad en República Dominicana AGN ofreció conferencia sobre “La expedición perdida de 1959”

Treinta cubanos se inmolaron por la libertad en República Dominicana AGN ofreció conferencia sobre “La expedición perdida de 1959”

 

29 jóvenes se inmolaron por la libertad en República Dominicana

AGN ofreció conferencia sobre “La expedición perdida de 1959” integrada por cubanos, argentinos, mexicanos y colombianos

 

Salieron de Puerto Padre el 10 de agosto, después de una avería cambiaron de embarcación en el puerto de Moa y tres días después desembarcaron por error en Haití, donde fueron perseguidos, apresados, torturados y fusilados por las fuerzas duvalieristas.

 

      El director del Instituto de Historia de Cuba, René González Barrios, dictó una conferencia en el Archivo General de la Nación sobre la expedición cubana que vino en agosto de 1959 en apoyo al desembarco guerrillero del 14 de junio del mismo año que encabezaron el cubano Delio Gómez Ochoa y el dominicano Enrique Jiménez Moya.

      Un hecho que pasó desapercibido y se mantuvo en el anonimato hasta cincuenta años después, con la publicación de un reportaje de la periodista Ángela Peña en el periódico Hoy en el año 2009. Una historia contada en el libro “La olvidada expedición a Santo Domingo 1959”, editado por el AGN en 2015 y escrito por María Antonia Bofill Pérez, hija de uno de los expedicionarios.

     En la conferencia estuvieron presentes Roberto Cassá, director del AGN; Juan Daniel Balcácer, presidente de la Comisión Nacional de Efemérides Patrias; Iván Peña, presidente de la Fundación Máximo Gómez, así como decenas de estudiantes e investigadores de la historia, a quienes González Barrios dijo que esos 29 combatientes de los que sólo sobrevivieron cinco “Fueron almas solidarias movidas por el impulso de la solidaridad en pos de una causa justa: derrotar al régimen de Trujillo”.

     Muchos en el auditorio desconocían esta historia y después de esta charla no serán más los mismos. Perplejidad, asombro y dolor, fueron algunas de las expresiones de los presentes que recién esa noche se enteraron y mostraron profundo respeto por el arrojo y el sacrificio de esos 29 jóvenes, dirigidos por Henry Fuerte, apodado 'El argelino', aunque de origen colombiano, y el mexicano Rangel Guerrero. También formaba parte de la expedición el argentino Jean Pasel Chivichimo, apodado 'El gaucho', con lo cual fue una expedición de carácter latinoamericano. El resto de los expedicionarios eran cubanos de la región de Las Tunas y de Holguín, según el relato del historiador.

     González Barrios expuso el drama del grupo, los antecedentes, los lazos de Cuba con la República Dominicana y el trágico desenlace de “aquellos apasionados y temerarios revolucionarios que en pos de un bello ideal no calcularon el alcance de sus sueños”.

     Según narró, cuando se conoció en Cuba la noticia del desembarco en República Dominicana el 14 de junio de 1959, en la que participó el comandante cubano Delio Gómez Ochoa, un grupo de sus leales del Cuarto Frente Simón Bolívar del Ejército Rebelde decidió apoyarle y emprendió la tarea de apoyarles en la lucha guerrillera.  

      Salieron de Puerto Padre el 10 de agosto, después de una avería cambiaron de embarcación en el puerto de Moa y tres días después desembarcaron por error en Haití, donde fueron perseguidos implacablemente, apresados, torturados y fusilados por las fuerzas militares duvalieristas, e incluso, el dictador haitiano denunció ante la Organización de Estados Americanos (OEA) una  “invasión cubana”.

      Sólo cinco de ellos sobrevivieron a la cacería y tras una intricada maraña de diligencias diplomáticas fueron devueltos a Cuba, donde 50 años después los historiadores, en el más reciente Congreso Nacional de Historia, acordaron reivindicar esta gesta y declarar a esos 29 hombres como héroes, que a juicio del conferencista “avivaron la leyenda, no murieron en vano, pertenecen a la misma estirpe de los que cayeron con el Che en Bolivia o combatieron en Angola, Etiopía y otras misiones gloriosas internacionalistas cubanas”.

      González Barrios es licenciado en Ciencias Jurídicas por la Universidad de La Habana, miembro de la Academia de Historia, de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba y la Unión Nacional de Historiadores de su país y es autor de varias obras, como En el mayor silencio (1990), Almas sin fronteras. Generales extranjeros en el Ejército Libertador (1996), Los capitanes generales en Cuba: 1868-1878 (1999) y Cruzada de Libertad. Venezuela por Cuba (2005). Es coautor de El diferendo histórico bilateral entre Cuba y Estados Unidos (1994) y de El ejército español en Cuba: 1868-1878 (2000).

-A A +A